Congresos de Comisiones Obreras de Euskadi | 17 abril 2024.

Aprobado el informe de gestión con el 65% de los votos emitidos

  • Loli García volverá a encabezar la candidatura para dirigir las CCOO de Euskadi durante los próximos cuatro años.

En este Informe General, Loli García ha mostrado el balance de los cuatro años de mandato del conjunto de la organización y de la gestión realizada, que ha pretendido en buena medida ejecutar lo acordado en las ponencias congresuales aprobadas hace 4 años en el XI Congreso. 

03/06/2021.
Loli García se dirige al plenario

Loli García se dirige al plenario

Loli García ha contextualizado el informe política, laboral y económicamente, atravesado por la crisis que ha supuesto la pandemia y la emergencia sanitaria que hemos vivido. 

 

El informe que ha presentado la secretaria general saliente de CCOO de Euskadi, una vez debatido,ha obtenido el respaldo mayoritario del XII Congreso, por 116 votos a favor lo que supone el 65% de los votos emitidos. 

 

Loli García, ha puesto en valor el trabajo realizado en este contexto tan complicado en el que la adopción de medidas de contención que paliaran sus efectos económicos y sociales, era urgente. Loli García ha afirmado que los planteamientos impulsados por nuestra organización han tenido un efecto positivo para amortiguar las dramáticas consecuencias que, de no haber actuado, hubiera sufrido en mayor intensidad la clase trabajadora de nuestro país. 

 

En este sentido, la secretaria general saliente ha puesto en valor los acuerdos sociales en España y en Euskadi que han legitimado de forma importante el papel del diálogo social. Esta legitimación se ha dado por la importancia de las materias acordadas, pero también por contraste con la crispación de la vida política que ha ido agravándose según avanzaba la crisis sanitaria y la gestión compleja de la misma. 

 

Loli García ha mencionado, asimismo, de forma expresa que ha quedado patente en esta crisis dramática el valor insustituible del mundo del trabajo, de los trabajos sanitarios, socio sanitarios y de cuidado de personas, de los servicios esenciales. 

 

También se ha evidenciado, a juicio de la secretaria general saliente, el valor de trabajos poco cualificados, muchas veces depauperados, precarios y con bajos salarios, como el de los trabajadores y trabajadoras del campo, en las cadenas alimentarias, en los supermercados, el transporte, la limpieza, y en algunas de las profesiones sobre las que se teorizó que poco menos estaban llamadas a desaparecer o a prestarse en condiciones de precariedad y bajos salarios.

Loli García ha reivindicado el papel de los servicios públicos y su función insustituible en una sociedad democrática, igualitaria y ciudadana. Es necesario poner en el centro del debate político y económico la agenda social, la igualdad de género, la centralidad del mundo del trabajo, las necesidades de las personas, los servicios públicos (en sentido amplio) de calidad y suficientes y la lucha contra las desigualdades como materias prioritarias. Hemos de jugar un papel fundamental como “reconstructores del contrato social”, ha afirmado, contribuyendo a taponar la brecha que supone la creciente desigualdad en sus distintas vertientes, situando al sindicato en los espacios de movilización e incidencia oportunos para condicionar las políticas públicas.

En el informe se ha reseñado también la capacidad de adaptación de la organización sindical a un contexto complejo que nunca antes habíamos vivido. Loli García ha puesto en valor la respuesta sindical, con el mantenimiento activo de todas las terminales del sindicato en un momento en el que se avecinaban infinidad de problemas para millones de trabajadoras y trabajadores.

Negociación colectiva

Loli García ha destacado algunos logros que ha hecho pivotar sobre el modelo de negociación colectiva sectorial que defiende CCOO de Euskadi. Ha destacado, por ejemplo, que el número de trabajadores y trabajadoras vascas cubiertos por un convenio colectivo sectorial territorial se ha incrementado de manera muy importante, llegando a niveles de cobertura que no teníamos desde hace muchos años, poniendo en evidencia la falacia de que los convenios estatales impedían la negociación territorial. El 86,7% de los y las trabajadoras con convenio registrado en el 2019 corresponde a la población trabajadora cuyo convenio de referencia es un convenio acordado en el ámbito de Euskadi.

Asimismo, ha puesto en valor el convenio sectorial territorial como garante de unas mismas condiciones laborales para todas las personas trabajadoras de un sector, ya sean de grandes empresas o de pequeñas. Buenas condiciones laborales, que en el ámbito salarial están muy por encima de las subidas salariales de los convenios de empresa.

Otro logro que ha destacado es el incremento de los salarios, que han recuperado el poder adquisitivo perdido a lo largo de estos años en los que la negociación colectiva ha estado bloqueada en Euskadi. Ha recordado que los acuerdos no se limitan a los salarios sino que también afectan, por ejemplo, a  la igualdad entre mujeres y hombres, la calidad del empleo, la salud laboral, la subrogación de las trabajadoras subcontratadas y las jubilaciones anticipadas, dotando de contenido a los convenios y garantizando la ultraactividad de los mismos.

La Secretaria general saliente ha defendido que la combinación de movilización y negociación nos ha ayudado a desbloquear algunos convenios colectivos que llevaban muchos años sin renovarse.